miércoles, 16 de noviembre de 2011

Paredes verdes y coloridas


Los jardines verticales van imponiéndose como una interesante alternativa para lograr calidez en los hogares a través de plantas, aún cuando su vivienda no disponga de mucho espacio.

Paredes verdes. El desarrollo de los condominios y los departamentos ha hecho necesaria la implementación de jardines en espacios reducidos.

De esta manera surgen los jardines verticales, que básicamente consiste en muros y tejados tapizados con plantas que crecen sin ningún tipo de suelo, como lo hacen los musgos, líquenes, orquídeas y helechos.

"Se lo utiliza mucho en lugares con poco espacio. Combina muy bien con el estilo minimalista", explicó Luis Fernando Ortiz, gerente de Terminex, que brinda servicios de jardinería y paisajismo.

Una importante inversión. Los jardines verticales brindan un importante aporte estético en cualquier ambiente y, además, permiten optimizar al máximo los espacios; sin embargo, su implementación requiere una importante inversión.

Para comenzar, su implementación requiere de un experto que conozca al detalle el tipo de plantas que pueden ser utilizadas en esta estructura. De la misma manera, entre los materiales a utilizar está un sistema de regado programable una estructura metálica, una placa de fibra de vidrio que aisle la pared de las plantas y un recipiente especial para que el agua del riego no llegue al piso.

"Es muy estético, pero a la vez requiere de una inversión importante y que va acorde al tamaño del jardín", indicó Ortiz.

Plantas. Una de las características más destacables de los jardines verticales es su ligereza.

"Pese a que se utilizan estructuras sólidas se deben poner plantas livianas", indicó.

La hiedra, el pingo de oro, la santa rita son algunas de las plantas que pueden ser implementadas en los jardines verticales que requieren cuidados de especialistas.

Ahorran electricidad y además calientan

Junto al aporte estético, los jardines verticales ofrecen otras ventajas que influyen tanto en el tema económico pero también son ecológicos.

Los jardines verticales adornan, refrescan el ambiente y, sobre todo, regulan el efecto térmico del clima sobre los muros que permite ahorrar hasta un 20% de la energía necesaria para calentar o enfriar un edificio. Por eso la utilidad de las “paredes verdes”, va más allá del efecto estético y embellecedor que aportan a simple vista.

Los techos y muros verdes también son un aislante natural del ruido, además todos los jardines verticales tienen ventajas para el medio ambiente ya que atrapan CO2 y emiten el oxígeno que respiran los seres vivos. "Las ventajas son amplias, solo se requiere de un poco de creatividad del paisajista", concluyó Ortiz.

en http://www.eldia.com.bo

Gustavo Fernando Jimenez Gonzalez

No hay comentarios:

Publicar un comentario