viernes, 6 de enero de 2012

aportacion de larevista.com.mx

Que la falta de espacio no sea pretexto para no tener más áreas verdes, pues esta propuesta viene para quedarse

A falta de espacio, ingenio, y para que no critiquen a la sociedad de falta de colorido verde, la propuesta que está comenzando a vestir de hierbas los muros de los rascacielos son los jardines colgantes como los de Babilonia.
Los jardines verticales, para terrazas de apartamentos, enormes edificios de negocios, y hasta una que otra sala de estar, son una propuesta amigable que pugna por devolverle espacios a la naturaleza.
Siempre es bueno tener plantas dentro de la casa, incluso muchos decoradores aconsejan dejar áreas, como los jardines, para la vegetación, aunque esta nueva modalidad que viene a romper esquemas, causa aún muchas preguntas, como saber dónde estará la tierra.
Quienes son seguidores de la teoría oriental del Feng Shui, sabrán que bajo esta filosofía se demanda contar con áreas para que crezca la vida dentro y fuera de la casa, buscando siempre el equilibrio en elementos como el agua o los colores.
Y si bien es cierto que hay viviendas que parecen tener menos espacio y que los centros de negocios están peleados con la flora y fauna, no lo es menos el hecho de que intentar llevar un ritmo de vida más equilibrado es siempre una regla en la vida de todo ser humano. Ante esta situación, la propuesta de los jardines verticales sobre las grandes paredes no parece tan descabellada.
La implementación del verde en las paredes aportará toda la energía de las plantas, permitiendo que los interiores tengan más frescor durante las acaloradas horas del día.
Para que la idea funcione, hay que buscar las plantas que sean enredaderas para que pendan hermosas de arriba hacia el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario